15 ago. 2013

UN DOCUMENTO PARA LA HISTORIA DE MONTEALEGRE DEL CASTILLO.




En el Archivo Histórico Provincial de Albacete se conserva un libro denominado “Libro de los Privilegios de Chinchilla”[1] aunque diplomáticamente se corresponda con un “Cartulario”[2] si nos basamos en la etimología de la palabra y su significado.
Su ingreso en el mencionado archivo data del año 1939 cuando el Ayuntamiento de la ciudad hizo entrega de la documentación antigua que se conservaba en el archivo de Chinchilla -que corría grave peligro de destrucción o pérdida- a la Junta Delegada de Incautación, Protección y Conservación del Tesoro Artístico.
En este libro se relacionan ordenadamente todos los privilegios, donaciones, mercedes y documentos más importantes que recibió la ciudad de Chinchilla desde el siglo XIII  al XVI, y que hoy, lamentablemente, están  desaparecidos.
Una de las muchas mercedes que recibió Chinchilla de los reyes y señores se refiere a Montealegre del Castillo, se trata de la donación de la propia aldea que realizó el rey Pedro I a Chinchilla, allá por el año de  1364 y aunque no duró mucho en el tiempo, en 1399 fue anulada y devuelta la villa a sus legítimos señores, villa que ya en 1388 había conseguido segregarse de Almansa y delimitar su término[3]
Retrocediendo en el tiempo y recapitulando en su historia, el Castillo de Montealegre formó parte de la dote que recibió D. Manuel (hijo de Fernando III) en su matrimonio realizado en 1256 con la hija del rey aragonés Doña Constanza y que constituyeron, junto a otros, los Estados de Villena, de los que Don Manuel sería primer señor.  En 1282 nacería de su segundo matrimonio Don Juan Manuel, quien reunió en su persona un rico patrimonio y participó activamente en la vida política de Castilla, siendo destacado protagonista en las minorías de Fernando IV y Alfonso XI,  destacando notablemente en su actividad  literaria y repobladora, alcanzando a heredar el territorio de los Estados de Villena de los que una parte pasaría a Sancho Manuel, uno de sus hijos ilegítimos que recibió en vida el Castillo de Montealegre y otros territorios aledaños con los que formó un señorío aparte, pasando de este modo a ser el primer señor de Montealegre, cuyo territorio repoblaría seguidamente dando lugar a la futura población de Montealegre.

Pedro I el Cruel (del libro de los retratos de los reyes de España procedente del Alcázar de Segovia) Museo del Prado. Madrid.
La segunda mitad del siglo XIV resultó una época de crisis profunda para la Corona de Castilla que culminaría con la gran mortandad que supuso la peste negra. En este contexto se originó la guerra fratricida entre Pedro I, rey de Castilla (1350-1369) Cruel para unos y Justiciero para otros y  Enrique de Trastámara, quién se apoyó en la alta nobleza para enfrentarse a su hermanastro logrando reunir una poderosa coalición nobiliaria contra el rey que buscó sus apoyos entre los legistas[4](generalmente de la baja nobleza) y los judíos. Dentro de esta guerra fratricida se inició otra a raíz de un incidente marítimo que involucró a Pedro I de Castilla y Pedro IV de Aragón, la llamada guerra de los dos Pedros, en la que el de Aragón dio su apoyo explícito a Enrique de Trastámara y sus seguidores. En este contexto, los Manuel de Montealegre huyeron a territorio aragonés,[5] momento que aprovecharía el concejo de Chinchilla que había mostrado fidelidad a Pedro I, para acrecentar su término a costa de Montealegre como recoge el documento:                        
 “…por faser bien e merçed al Conçejo de Chinchilla por servicio que me fiziestes do vos el lugar de Montalegre que fue de Sancho manuel… con todos sus terminos e montes e pastos e prados e aguas corrientes e manantes e estantes e con todas las otras cosas que le pertenesçen segunt que mejor e mas complidamente lo avia el dicho Sancho manuel es do vos lo que ayades por vuestro termino…”
La única condición que le impone a dicho concejo tiene relación con el castillo de la villa cuando refiere:
… porque tengo por bien que derribedes luego la casa fuerte que esta en  el dicho lugar de Montalegre toda por el suelo en manera que no finquen ninguna cosa enfiesto della…“ [6]
 El documento menciona la “casa fuerte” creemos que en referencia al castillo de la población que se levantó en su estructura principal hacia la cuarta década del siglo XIV, (Simón García, 2011) empleando técnicas mudéjares y utilizando materiales vulgares (base de mampostería y paredes de tapial con enlucidos de yeso y cubiertas con vigas de madera y teja). Recordemos que en esa década es cuando se segrega del concejo de Almansa. Este castillo debió ser la casa fuerte a la que alude el documento que fue destruida hasta la base realizada de mampuesto por las tropas del Concejo de Chinchilla, dañándose sobre todo la puerta de acceso entre las torres y las estancias superiores, siendo además incendiadas las techumbres de las torres.
Tras la muerte de Pedro I y el consiguiente triunfo de Enrique de Trastámara, Doña Constanza, hija de Sancho Manuel, reclamó el señorío de Montealegre que le había sido usurpado por el concejo de Chinchilla, quien además tuvo que indemnizarla por la acción de incendiar las torres del castillo. El señorío le fue devuelto en 1399.                                                                                                  
Carta del rey Don Pedro Primero dio a Chinchilla el Lugar de Montalegre que lo  fue de Sancho manuel
                                                                                                         
Transcripción:                                                                              
Sepan quantos esta carta vieren como yo-       
Don Pedro por la gracia de Dios rey de-             
Castiella de Leon de Toledo de-                          
Galisia de Sevilla de Cordova de Murçia de Jaen del Algarve-
De Algesira e señor de Viscaia e de Molina por faser-
Bien e merçed al conçejo de Chinchilla por servicio que me fizi-
estes do vos el lugar de Montalegre que fue de Sancho manu-
el con todos sus terminos e montes e pastos e prados e aguas-
 corrientes e manantes e estantes e con todas las otras cosas que le-
pertenesçen segunt que mejor e mas complidamente lo avia el dicho-
Sancho manuel et do vos lo que lo ayades por vuestro termino segunt-
que avedes los otros lugares que son en vuestro termino porque ten-
go por bien que derribedes luego la casa fuerte que esta en el dicho-
lugar de Montalegre toda por el suelo en manera que non finquen ninguna-
cosa enfiesto della. E por esta mi carta mando a los alcaldes e alguasiles-
del dicho lugar de Chinchilla e a qualquier o qualesquier dellos-
que entreguen et fagan entregar a vos el dicho concejo o al que lo-
ovier  de recabdar por vos el dicho lugar de Montalegre con todos-
sus términos e montes e pastos e prados e aguas corrientes-
e manantes e estantes e con todas las otras cosas que le pertenesçen-
segund que mejor e mas complidamente lo avia e dicho Sancho-
manuel para que lo ayades por vuestro termino segund que avedes los otros-
Lugares que son en vuestro termino commo dicho es e que nos pongan en-
tenençia et en possesion del e vos amparen e difiendan con la dicha-
tenençia e possesion e que non consientan que alguno nin algunos non vayan-
ni pasen contra esta merçed que vos yo fago nin contra parte de ella en-
ningun tiempo por ninguna manera porque tengo por bien que derribedes luego-
la dicha casa fuerte que esta en el dicho lugar de Montalegre como di-
cho es et no fagan ende al so pena de la mi merçed et de mil maravedís-
a cada uno para la mi cámara et desto vos mando dar esta mi carta-
sellada con mi sello de plomo colgado. Dada en Viar (ilegible por el traspaso de tinta) del rey de Aragón veinte e tres dias de noviembre era de mil e quatroçientos e dos años. Yo el rey.[7]



 Pedro José Jaén Sánchez
Licenciado en Geografía e Historia.

 
AHPA. ”Libro de los privilegios de Chinchilla” Carpeta 24.

AHPA. ”Libro de los privilegios de Chinchilla” Carpeta 24.
 
Carta partida por ABC sobre amojonamiento y partición de términos entre los concejos de Almansa y Montealegre fechado en 16 abril era de 1376. AHPA. Secc.MUN. Carp. 3 Pergamino 4.


[1]AHPA. Carpeta 24. El libro está actualmente encuadernado en pergamino, originalmente no lo estaba. Consta de 113 hojas de papel de 300x225mm. Con filigrana. Escrito con tinta marrón sepia, roja y verde para adornar las capitales, regestas y mayúsculas y negra en la parte más moderna del libro.
[2] En la ficha del AHPA. correspondiente a este libro se le describe como “Cartulario” palabra derivada  de “carta” o “cártula” que es sinónimo de documento y cuyo significado sería colección de varios documentos.
[3] El documento que recoge este hecho es una Carta partida por ABC que también se encuentra en el Archivo Histórico Provincial de Albacete, secc. MUN. Carp.3. Pergamino 4. Cuya transcripción publicó A. Pretel Marín en: Don Juan Manuel, señor de la llanura. IEA. Albacete,1982. Apéndice documental nº 31.
[4] Valdeón J. y Salvador miguel, N.: Castilla se abre al atlántico. De Alfonso X a los Reyes Católicos. Historia de España n. 10. Pág. 25.
[5] Simón García, Jose Luis: Castillos y torres de Albacete. IEA. Albacete, 2011. Pág.123.
[6] Simón García, cit. en n. 4, pp. 124 y Pretel Marín, A.: Don Juan Manuel, Señor de la Llanura. IEA, Albacete 1982. Pp. 141-144.
[7] La Era Hispánica es el cómputo de los años que se utilizó en Hispania hasta bien entrado el siglo XIV. Se parte para ello del año 38 AC. Al parecer este fue el año definitivo de la pacificación de la Península por parte de los romanos, por lo que para la datación se empezó a emplear el año 38 AC. Como año de referencia en inscripciones, crónicas y demás documentos. En la Corona de Castilla se suprimió reinando Juan I en virtud de un acuerdo de las Cortes de Segovia que se puso en práctica en Diciembre de 1384. Por este motivo hay que restar 38 años en la cronología de los documentos de la Era Hispánica para pasarlos a la Era Cristiana como sucede en los documentos presentes.

1 comentario: